èmfasi

Marketing online y nuevos medios

Telefon d'Èmfasi 937278606

Coste por Clic (CPC)

Es un método empleado para medir los costes de una campaña publicitaria on-line. El CPC es el importe que paga un anunciante al motor de búsqueda al que tiene contratado el anuncio, cada vez que un usuario se interesa en el anuncio haciéndole un clic. En el Coste por Clic, el anunciante no paga en función de la audiencia que ve un anuncio sino en función de los clics que recibe esta publicidad.

 

Un claro ejemplo es Google Adwords, servicio de pago de Google que permite que los negocios o las páginas web se publiciten. Se paga a Google en función de cada clic que hacen los interesados ​​en el anuncio. En este caso no hay un coste por clic uniforme, ya que depende de las palabras clave con las que el anunciante se quiera mostrar (las palabras más populares son más caras que las que no utiliza nadie). La metodología de obtención de este coste consiste en un sistema de pujas. Se crea un anuncio, se eligen unas palabras clave con las que queremos relacionar nuestro anuncio y se fija una cantidad determinada que se quiere pagar por cada clic. Como serán varias las empresas que pujan por estas palabras claves, la empresa que más alta haga la puja será la que muestre el anuncio en mejor posición.

 

A parte de la puja, para fijar el CPC y la ubicación del enlace patrocinado en el buscador, también cuentan como variables la combinación del porcentaje de clics previstos, la relevancia del anuncio y la experiencia de la página de destino. Cuanto más popular sea el anuncio más alto estará en enlaces patrocinados y más barata la relación con las palabras clave.

 

En este tipo de campañas, los anunciantes pueden establecer el presupuesto, el importe máximo diario que están dispuestos a pagar por clic y por día. De modo que, una vez llegado a este importe máximo diario, el anuncio desaparece del buscador hasta el día siguiente.

La ventaja que ofrece este modelo a los anunciantes es que se paga solo las intersecciones de usuarios que ya están interesados en el producto o servicio. Además, cualquier empresa, grande o pequeña, puede utilizar este modelo de publicidad ya que la inversión a hacer la decide cada empresa en función de sus necesidades y sus presupuestos.

Coste por Clic